lunes, 22 de octubre de 2012

El libro se ha despertado



La historia que os voy a contares por precaución, no quiero que os pase lo que a mi amo y a mí;seguro que no me creéis, pero cuando os pase veréis como os acordáis y podréis actuar bien.  

John se dirigió a la nave; le iban a materializar un libro antiguo y fuera se coge mejor la señal. Tomó asiento, se puso el cinturón y conectó el aire artificial; ya preparado agarró los mandos y despegó.

Voló con cuidado, evitando la cercanía a cualquier estrella y la fuerza gravitatoria de los planetas, hasta que llegó a un sitio donde se cogía bien la señal; un hueco fuera de la vía láctea cerca del principio de uncírculo de asteroides.

Ya llega, faltaba muy poco, justo, las cinco después del meridiano; ¡míralo! Era muy antiguo pero seguro que el conseguía descifrarlo, imagina, runas de cuando utilizaban la rueda,  ¿qué sería eso? Alomejor lo descubro cuando mi jefedescifre el libro y se haga famoso.  Volví a la realidad, para todo eso tenía que ponerse a estudiarlo, ahora que lo pensaba podía ponerse a estudiarlo ahora, tenía tiempo, Rolt se lo dije y acto seguido se puso a ello. 

Se sentó en el sofá de detrás de los mandos y sele calló una hoja amarillenta que antes no estaba, bueno que más daba.

Entonces se dio cuenta de que un meteorito se acercaba a toda velocidad; soltó el libro precipitadamente, corrió a los mandos y como piloto experto que era esquivó el meteorito por un pelo. Sano y salvo, completamente bien bueno bien del todo, lo que se dice bien no, la nave tenía un rasguño que le había quitado la pintura, un maldito rasguño que le costaría cuatro chicas que no se creyeran lo del meteorito y su experta maniobra.

Volviendo al sofá se dio cuenta de que había como una presencia, un espíritu. Que curioso, pensó después de mirar en internaut, (internet del 5.500 d.C.) ese tipo de cosas y sensaciones solo se veían en la fantasía y eran producto de la magia; que no existía, o si.

            El libro se ha despertado.

No le hizo caso,  colocó el libro en un cajón y “apagó” la gravedad, gastaba demasiada energía. Y después dedar un par de vueltas en el aire se sentó y abrochó su cinturón; además me dijo, (rolt, soy su robot), que me sentara en el asiento del copiloto; (iba a necesitar ayuda para volver a pasar el círculo de asteroides) rolt, me agarré fuerte al asiento y pegué un salto, me abroché el cinturón, le di a un par de botones y di la señal de listo.

Una vez preparadas todas las cosas para la vuelta encendió el motor y… grrssssfmrrrr. 

No podía ser, no quería aceptarlo la nave estaba casi nueva, no podía estropearse ahora volvió a arrancar y… ssssfmrrrrgrr.

Menos mal que había puesto un botón nuevo que al pulsarlo arreglaba toda la nave, aunque gastaba un poco de energía ahora mismo era necesario,  ¡tenía que volver, solo de pensarlo le faltaba tiempo para descifrar el libro!  Debía hacerlo pronto si quería ser rico y tenia muchas ganas de ello. Agitó la cabeza y se sumió de nuevo en la realidad, esa angustiosa realidad.  

Volvió a intentarlo y… mrrrrgrrssssf, era imposible no lo lograríamos.

En ese momento sonó una alarma muy aguda, ¿qué era? ¡Oh, no! Era la alarma del combustible, eso era lo que llevaba faltando todo el tiempo y él sin darse cuenta, se había puesto demasiado revolucionado solo por eso,  se desabrochó el cinturón, se levantó y corrió haciala parte trasera de la nave, la suya no era grande, bueno era de doscientos jrack, (sinónimo a metro);  podemos decir que había naves bastante mas grandes y bastante mas pequeñas, en resumen,  era una nave de termino medio.

Llegó  al trastero, como John suele llamarlo, allí tenia todo tipo de cosas: madera, chatarra, telas cables y por supuesto gesal, el combustible astronáutico, entonces calló en la cuenta de que se lo había dado a su vecino, pero… un  momentito luego había llenado el depósito y despegado para coger el libro, además de que el trayecto había sido cortísimo,  así que tenía que sobrarle.

En ese instante sonó una sirena estridente. Se quedo escuchando. Y en el momento en el que cesó ese horrible ruido se dio cuenta de que era la sirena de que había un intruso en la nave, se asustó, ¿quién habría entrado? ¿Por    dónde? ¿Cómo era posible que tuviera alarmas tan parecidas y escandalizadoras en la nave?

Lo primero era poner el combustible, fue a la cámara del gesal… había un agujero en bidón de combustible y vio impotente como se escapaban las ultimas gotas de este.

Arregló el agujero, no podía dejar de martillearse la cabeza ese hueco no estaba antes, además se notaban los colmillos de alguien o algo en la chapa. Se escucharon pasos. --¡¿Quién anda ahí?!- Gritó, más para sí mismo que otra cosa, sin embargo la única respuesta fue un quejido que se oyó a lo lejos  y una brisa que “corrió” hacia él y le rozó las piernas.

Muerto de miedo corrió a ver las cámaras de seguridad, más luego deseó no haberlo hecho, en  ellas solo se oían pasos, quejidos, así como vió (o sintió) una mano invisible que abría la vía de escape y empezaba a salir combustible; un escalofrío le recorrió la espalda.

“Que podía ser, un espectro, un fantasma, que podría haber  hecho él para que algo o alguien quisiera vengarse; alomejor la nave había sido antes de otra persona y seguía pensando que era suya; el amopuso freno a su imaginación, la nave no era de segunda mano, por lo tanto no podía haber tenido otro dueño antes.

Dejó lo el espectro aparte y se pusoa pensar elmodo de conseguir mas gesal, al cuarto de hora el amo se levantó; podían fabricar gesal extrayendo todos los líquidos que pudieran servir de combustible sobre todo los de la comida. Rolt, yo hasta le ofrecí mi propio combustible pero dijo que a mi me iba a necesitar para controlar a Trasto, que era como habíamos llamado al espectro para que al jefe no le diera tanto miedo.(Por cierto que no os asuste que cuando hable a veces diga Rolt yo, es un defecto que mi Rolt jefe está intentando arreglar)

Trasto tiraba todos los jarrones John tubo que sustituir todas las cosas frágiles en plástico flexible hasta mordió y rompió varios cables que hubo de arreglar.

Empezó a hacer combustible con mucho esfuerzo consiguió bajar la mitad de la comida para que yo fabricase el combustible, pobre amo, sobre todo por que para colmo parecía que trasto se hubiera propuesto fastidiar se tiro una semana liando problemas, aunque mas pequeños que el primero pero seguían siendo problemas que el jefe siempre tenía que arreglar.

Además el amo se metía en internaut en los escasos minutos que tiene de descanso para buscar la manera de deshacerse de un espectro o fantasma y por muy fantasiosa que pareciera la idea encontró mil y una páginas,todas tonterías; probó las mas creíbles pero todas fracasaron. Un día con las ultimas esperanzas probo una extraña web que como el combustible iba subiendo con rapidez y no quería volver a la tierra con trasto detrás haciendo trastadas propiamente dichas accedió a hacerle caso.

Así que una vez decidido me Rolt mandó pintar en el suelo de la nave el dibujo de la paz, tal como explicaba la web, pero no el de la paloma de Picasso ese ya esta pasado no el nuevo dibujo que parece una letra china, un cuadrado con una línea vertical atravesándolo.

Significa que aunque la raya intente separarlos el bloque, es decir, el espacio galáctico, todosigue unido.

En ese instante conseguimos todo el combustible necesario para la vuelta a casa.

El amo y yo nos sentamos y cogimos los mandos. Una vez pasado el círculo de asteroides la vuelta fue rápida y sencilla.

La nave aterrizó, John salió, y Trasto le seguía ladrando alegremente. En ese instante nos dimos cuenta. ¡Eso era! Como no nos habíamos fijado antes, Trasto era un perro, por eso mordía y rompía  cosas y no solo un perro, era un cachorrito de la mejor de las razas con chip y todo; y para quien no lo sepa el chip no funciona solo para identificarlo, sino que además le permite hablar, como los humanos quiero decir. 

Claro que al ser un cachorro hablaba un tanto regular.
 
Sin embargo de esta manera nos enteramos de muchas cosas por ejemplo que su dueño era nuestro vecino, y más cosas os contare, como lo contaba Trasto pero  sin equivocarse con las letras.

“Estaba con mi madre, Nela y con mis hermanos y hermanas, Bache, Mina, Rayo, Kira y Kin. Y como esa mañana me había peleado con rayo(me había empujado, le había dado a mamá cuando estaba durmiendo y toda la regañina me ha caído a mi) así que una vez metido en semejante lio me fui a dar una vuelta por la nave de míster, que es como llamamos a nuestro dueño, una puerta se abrió cerca mía, pensé que allí estaría míster y el si que querría estar con migo y hacerme caricias así que entré en la habitación, pero solo entonces me di cuenta de que el camarote de míster estaba en la siguiente puerta y esa era la puerta de salida así que en un momento me encontré flotando en el espacio solo, terriblemente solo.

Fue entonces cuando apareció vuestra nave y pensé que podríais ayudarme pero cuando entré me encontré con un papel amarillento con unos símbolos muy raro escritos. En ese momento deje de ver y me asusté mucho; además cuando intentaba hablar parecía que sonaba una cadena chirriante, algo así como un quejido y no había forma de comunicarse. Podía oíros pero tenía que guiarme por el olfato y me chocaba constantemente para colmo oía cada dos por tres un montón de ruido a  mi alrededor como si un mogollón de cosas cayesen a mi paso; y estuve así una semana hasta que no se como volví a ver y el resto ya lo sabéis”.

El amo llamó a su dueño y después de contarle toda la historia le preguntó a Trasto si dentro de unas semanas quería quedarse con nosotros, además como somos vecinos si se venía podía ver a su familia cuando quisiera.

Trasto aceptó, y así estamos en casa, los dos solos y con un perro en camino.

Bueno suerte por si os topáis con algún misterio o encantamiento parecido Rolt yo ya no puedo hacer mas por vosotros.

lunes, 15 de octubre de 2012

Sábado 27

Propongo el Sábado día 27 de Octubre para que los sevillanos quedemos en la capital para ir a la Feria de las Naciones, en el Prado de San Sebastián (cerca de la Universidad de Sevilla, la antigua fábrica de tabaco). Así también podremos pasear por los alrededores de la Catedral y, tal vez, ir al Fnac caminando tranquilamente (y así podemos comprar libros que nos hayamos recomendado, y esas cosas).

Me parece un plan bastante bueno, pero todavía hay que fijar la hora. Yo digo que sobre las doce tendríamos que estar frente a la Universidad de Sevilla y ya de ahí ir todos juntos hasta el Prado. ¿Qué decís? Luego ya comeríamos y pasaríamos la tarde junto a la Catedral, o el río, o lo que queramos, estilo bohemio y esas cosas que nos gustan a los escritores xD

Un saludo y que los sevillanos comenten para debatir la hora.

P.D: Ahora que menciono la Universidad de Sevilla, me he enterado de que van a impartir cursos de Traducción de Egipcio Antiguo los miércoles en horario de tarde desde finales de noviembre hasta abril. La matrícula cuesta alrededor de cien euros y no hace falta ninguna clase de formación concreta ni nada que yo recuerde, puesto que es un curso novedoso que empieza desde cero. Yo me voy apuntar sí o sí, puesto que una oportunidad como esta no se me había presentado antes. No sé si alguno también le apetecería ir conmigo todos los miércoles a aprender Egipcio antiguo, pero a mí me encantaría teneros de compi de clase. xDD Si a alguno os apetece, decídmelo y os paso más información.

viernes, 12 de octubre de 2012

Como veo que esto está decayendo peligrosamente, os animo (tal vez "exhorto" sea una palabra más adecuada) a que me contéis vuestra vida, y sigáis publicando relatos y esas cosas.

También creo que deberíamos proponer lo de la quedada de Skype cuanto antes mejor, y quizá podríamos hacer una quedada Sevillana para aquellos de nosotros que estamos cerca de la capital. Ya sabéis, ir a comer o algo así todos juntos, a Nervión y luego al cine, para ver qué tal nos va. No sé qué os parecerá a vosotros. Dadme una opinión al respecto y fijamos las fechas.

sábado, 6 de octubre de 2012

¡Expiró el plazo de presentación de originales!
¡Comenzó la cuenta atrás!
El Centro Andaluz de las Letras tiene ya en sus manos nuestros textos.
A punto de ser juzgados.
¿Soy yo, o todos sentís como el corazón bombea más deprisa
y el cuerpo tiembla,
como la trémula llama de un cirio de limón?
Pensad que cada toma de aire es un paso, y que cada paso un respiro.
Solo unos meses.
Solo unos meses.
¿Podéis ver la sonrisa que mis labios esgrimen?
Yo sí que veo las vuestras.

Perdonad este arranque de lirismo, pero mis esbozos en prosa no me acababan de convencer. Sentía la necesidad de hablar, de hablar antes de que amainase este contento mío. ¿Habéis mandado todos algo, hay alguien a quien hayan superado los plazos? ¡Quiero saberlo todo!

¡Mucha suerte!