jueves, 27 de septiembre de 2012

La Saga de Geralt de Rivia

Hoy vengo a hablaros de una saga que me está dejando a cuadros. No os miento cuando os digo que, hasta ahora, es lo mejor que he leído nunca. Y he leído muchísimo, os lo aseguro. Se llama la Saga de Geralt de Rivia, nombre del protagonista principal del libro. Esta es literatura fantástica adulta, y repito lo de adulta, ya que lo único que tiene que ver con otras colecciones tipo Harry Potter, Narnia o Memorias de Idhún es su encuadre en un universo completamente inventado. Sé que hay mucha gente que no le tiene mucha estima a este tipo de literatura, ya sabéis, "demasiadas escenas de batalla surrealistas, constante acción, magia"... No os voy a mentir. En esta saga aparecen batallas, criaturas mitológicas y mucha magia. Pero no es por eso por lo que este libro me ha encandilado tanto (aunque sin duda ha ayudado), sino por cómo es contada la historia en las páginas de los libros.



El autor se llama Andrzej Sapkowski (es polaco), y sin duda es uno de los mejores ejemplos de cómo a partir de una trama no demasiado intrincada es posible realizar una jodida masterpiece tan solo contando los hechos como es debido. Este es un autor relativamente moderno, pero sin duda hay ocasiones que te da la sensación de estar leyendo un libro de la época de Tolkien. De todas maneras, este hombre es polaco, y yo de este idioma no tengo ni pajolera idea, así que me parece importante destacar a Jose María Faraldo, gracias al cuál somos capaces los españoles de disfrutar de esta magnífica historia. Faraldo es el traductor de esta saga completa, y he de decir que su trabajo es admirable, pues ha conseguido plasmar en su adaptación al español todo el carácter del autor (Y si no lo ha conseguido por completo, entonces la saga en polaco tiene que ser ya la rehostia)
Y es que por lo que destaca esta obra, como ya lo he dicho antes, es por cómo esta escrito. Sapkowski es capaz de manejar en esta historia tanto las hablas más comunes, catetas, sucias o estúpidas como las más refinadas, de la aristocracia, realeza y más para arriba. En los diálogos es donde la obra muestra su máximo esplendor, parece que los personajes están vivos y hablando, de una forma completamente creíble y natural.
Otro de sus puntos fuertes se basa también en eso: Nunca hasta la fecha había leído a unos personajes con tanta fuerza y realismo como los de esta colección, y no es que hayan pocos. Estos personajes son únicos. Sus actos, sus formas de pensar, sus hábitos... Van cambiando, y se van haciendo a medida que transcurre la historia.

Ha desarrollado también, aunque no a la medida del gran JRR Tolkien, un lenguaje para los elfos y las dríadas, el cuál disfruto de sobremanera cuando lo leo en voz alta, pues decir que suena jodidamente bien se queda demasiado corto.
El sexo también tiene mucha relevancia. No al nivel de Canción de Hielo y Fuego, no quiero decir que se cuente con pelos y señales cómo lo hacen todo, sino que es tratado como algo natural en la vida, y no como un tema que se tenga que evadir. Pero vamos, aunque no sea con todo lujo de detalles, tendremos más de una escena calentita.

Básicamente esta saga nos cuenta la vida del brujo Geralt de Rivia. Los brujos, de los cuales no hay muchos, se dedican a matar monstruos a cambio de dinero. Son hábiles, rápidos, precisos y letales, gracias a unas mutaciones a las que son sometidos de pequeños, y saben hacer un poquitín de magia (Hay hechiceros, esos con la magia lo petan). Los dos primeros libros, El Último Deseo y La Espada del Destino, tratan solo de eso, varias aventuras contra mantícoras, trolls e infinidad de bicharracos mágicos del averno, alguna de ellas muy significativas para lo que irá ocurriendo posteriormente.
Y es que esto es también algo muy importante en esta saga. Hay violencia y grandes batallas. No todo el rato, pero las hay. Y cuando ocurren, no son narradas de una forma desagradable o detallada, sino de una forma espontánea e impactante. No nos coloca a Geralt como un héroe, sino como un personaje más situado en un mundo devastado por la guerra.

La saga consta de siete libros, el último dividido en dos en España:


No hace mucho se reeditó con estas portadas, con los personajes más relevantes en ellas (lógicamente el primero es Geralt, (sí, es albino)). La del segundo libro se llama Yennefer, una hechicera, y me da mucho coraje, porque a mí me venían, no sé porqué, el primer y segundo libro fusionados, así que ella no sale en portada T.T
El tercero es Jaskier. Es un famoso trovador amigo de Geralt. En los libros suelen aparecer a menudo canciones y poemas compuestos por él. Un detalle que me gusta mucho es que a partir del tercero, al principio de cada capítulo, aparece un escueto fragmento de algún libro de este universo fantástico, a veces alguna definición de alguna enciclopedia sobre algo acorde al capítulo, a veces algún minicuento popular, etc. De vez en cuando aparecen, como curiosidad, algún fragmento de libros de Jaskier. Un ejemplo que me gusta mucho:

No sabemos mucho del amor. Con el amor es como con la pera. La pera es dulce y tiene forma. Intentad definir la forma de la pera.

Jaskier, Medio siglo de poesía.

Hicieron también una película y una serie de 13 capítulos en polaco, aunque no pienso ver ninguna, pues parece ser que son tan malas que cuentan hasta con la desaprobación del autor. También tiene un videojuego, aunque tampoco sé mucho de eso. Investigaré a ver si merece la pena jugarlo...


Es un libro que recomiendo a todo el mundo. Por el momento, los primeros se los he dejado ya a tres personas, y los tres me han confirmado lo que yo ya sabía: les ha encantado. Os aseguro que será una de las mejores prosas que leeréis nunca, así que ya os lo estáis buscando y os ponéis rápido a la lectura.

Muchos recuerdos a todos!!


JDanieru

domingo, 23 de septiembre de 2012

Atherton: La casa del poder

Voy por la mitad... y este libro me ha dejado sin palabras.

Let Me In... Reseña filmográfica

Hey, tras haber empezado de nuevo el curso y haber vuelto a la rutina, he encontrado un hueco para poder escribir una pequeña reseña sobre una película que he visto recientemente. Creo que me he aficionado a esto de publicar opiniones de películas. Bien, esperemos que escriba muchas, muchas más.


La peli se llama "Let Me In" ("Déjame entrar" en español). Es la versión americana de una película sueca anterior, "Let the Right One In" (2008). Ambas películas están basadas en un libro escrito por el sueco John Ajvide Lindqvist. Yo había visto la versión sueca, la cual me aburrió hasta el punto de tener que cambiar de canal. Los chicos estadounidenses aparentemente compartían mi punto de vista, así que decidieron "americanizarla" un poco. Sólo un poco: efectos especiales mejorados, personajes más depurados y definidos, y un contexto un poco más fácil de entender para los que estamos acostumbrados al cine anglosajón. Si la versión original sueca difícilmente podía catalogarse como de "terror", la americana da miedo en determinados momentos, lo cual es un logro teniendo en cuenta que los vampiros se han vuelto mucho más "afables" desde que se estrenó Crepúsculo.

La trama es sencilla. Un niño solitario de doce años, Owen, vive con su madre divorciada y depresiva en el gélido estado de Nuevo México, EEUU. Constantemente se meten con él una serie de matones de su instituto, y él no hace nada para evitarlo. Cuando su vida no podría ir peor, al piso de al lado se mudan un hombre mayor y su hija de doce años, la inocente y angelical Abby. Por supuesto, nada es lo que parece: Abby es una vampira sedienta de sangre y su "padre" es una especie de criado a su servicio, aquel que le consigue víctimas para saciar su sed.

           Abby en modo vampiro. Efectos especiales como estos no aparecían en la película original.

Owen no se percata de ello, pero es consciente de que algo raro pasa con su vecina. Aun así, ambos se van haciendo cada vez más amigos. Él le confiesa a Abby sus problemas y ella le anima a plantarle cara a los matones, cosa que Owen finalmente hace, mandando a su principal acosador al hospital. Con la gente de su alrededor desapareciendo sin dejar rastro para volver a aparecer muertos y desangrados, Owen finalmente descubre que Abby es una vampira y que ella está detrás de los asesinatos. Abby le confiesa todo, pero a pesar de ello le dice que le gustaría que volvieran a verse.

Efectivamente, la peli trata la historia de amor preadolescente pseudoplatónico de ambos protagonistas, pero no de una manera tan galantemente empalagosa como nuestra conocida saga Crepúsculo, sino otra mucho más terrorífica. Después de todo, nunca está claro si Abby quiere de verdad a Owen o si ella lo único que busca es a un nuevo y joven criado para reemplazar al que se hace pasar por su padre, que está ya un poco estropeado por la edad.

Owen tendrá que decidir si seguir encubriendo los asesinatos de Abby por amor, o si apartarse para siempre de ella y renunciar al lado oscuro. Pero como reza el cartel de la película, "Ella te mantendrá a salvo, ella te mantendrá cerca, ella te conservará... para siempre".



ALERTA DE SPOILER (Información revelada sobre la película que puede considerarse como destriparla un poco)

Si tuviera que elegir las mejores partes de la peli o al menos las que a mí más me han gustado, escogería dos muy emotivas y al mismo tiempo escalofriantes:

La primera, cuando Owen desafía a Abby a entrar en su casa sin invitación. Abby resignada, entra para demostrar al incrédulo chico lo que pasa: ella comienza a temblar de dolor al tiempo que se desangra muy rápidamente, formando un gran charco rojo a sus pies. Owen, horrorizado y temeroso de lo que a su amiga le sucede, corre a abrazarla dándole permiso para entrar. Él pregunta si ella habría muerto de no haberle dado permiso, pero Abby solo dice que "contaba con que él no la dejase".


La segunda sería cuando Abby asesina frente a Owen a un detective de policía. Él no hace nada para evitarlo, sino que se aleja unos pasos y espera a que todo haya acabado. Finalmente, Abby aparece totalmente cubierta de sangre, y se acerca a Owen para darle un abrazo. A continuación se besan. ¿Que qué tiene eso de escalofriante? Que ella le da el beso con los labios manchados de aún caliente y dulce, dulce, sangre humana.


Ambas escenas son sencillamente preciosas, emotivas, y lacrimógenas, sin olvidar al mismo tiempo que ella es una diabólica vampira sanguinaria.

 "La inocencia muere. Abby no."

sábado, 22 de septiembre de 2012

Minicuento

Os dejo aquí una humilde obra que escribí el curso pasado con el que gané un concurso de microrrelatos organizado por la biblioteca de mi ya antiguo instituto (Qué recuerdos t_t)
La extensión era de un folio máximo, y debía llevar por huevos la frase: "Mientras leía, encontré entre las páginas del libro una hoja de papel amarillenta cuidadosamente doblada". Este microcuento ya se lo enseñé a algunos en la Escuela de Escritores, ya que lo llevaba en el pen, pero para el resto, espero que os guste y lo disfrutéis ^^

RUTINA
¿Qué hay de malo en imaginar? La monotonía de mi absurda vida no me deja otra opción. Todos los días son lo mismo para mí. Trabajar, comer y dormir. Podría definir así mi continua rutina sin descanso. Quizás me lo tenga merecido, aunque no sé con certeza qué es lo que he podido hacer mal.
A pesar de esto, a pesar de mi desgastada mente, fruto de las horas frente a ese infernal monitor de oficina, a pesar de vivir en una continua carrera con el tiempo, nada me impide imaginar. Soñar es mi satisfacción, mi vía de escape, mi huida de este mundo que tanto rencor me guarda. Los momentos en los que libero mi mente de mis quehaceres (en el metro, mientras como, en la cama, o en el ridículo descanso de 15 minutos para el cigarrillo) comienzo a fantasear en un mundo único, fruto de mis pensamientos, hasta el momento en el que Chronos me recuerda que el río del tiempo fluye a velocidades vertiginosas. Podría decirse que mi única satisfacción es la de sumergirme todas las noches en el más profundo sopor mientras creo sin limitaciones realidades alternativas que distan bastante de este suplicio.
No obstante, la imaginación es solo eso. No va más allá, no puede ir más allá. ¿De qué me sirve si tengo que lidiar de igual manera con mi penosa vida? Soy un necio hambriento que solo puede contentarse con el delicioso aroma de un suculento alimento tan fuera de su alcance que ni siquiera puede soñar con alcanzar. Y, sin embargo, sueño con alcanzarlo, con engullirlo, y después buscar más.
Por esa razón despertó tanta curiosidad en mí ese desvencijado y arcaico libro que llegó a mis manos, aún no sé cómo. El simple título consiguió un enfoque de mi atención e interés inauditos. Nunca antes un libro consiguió encandilarme tanto, pues mis mundos de fantasías los vivía sin ayuda de nada. Pero este abría ante mí un universo nuevo, rebosante de maravillas y una creatividad apabullante.
Lo terminé el mismo día de empezarlo. Fue una lectura sin descanso, ni siquiera interrumpida al ir al baño, lectura para la cuál tuve que llamar a mi jefe de departamento (un cretino, por cierto) diciéndole que padecía una fiebre considerablemente alta.
Mientras leía, encontré entre las páginas del libro una hoja de papel amarillenta cuidadosamente doblada. Parecía más antigua incluso que el deslucido volumen. ¿Comenzaría con este papel una épica aventura? El final del libro me dejó en un estado entre la realidad y la ilusión. ¿Sería yo el siguiente protagonista? ¿Podría escapar para siempre de este absurdo ciclo? Tomé el trozo doblado con suma delicadeza y empecé a desdoblarlo lentamente, aunque con ansiedad. Estaba listo para lo que estuviese escrito. Si era algo incoherente, descifraría el enigma. Si era una importante misión, la aceptaría por imposible que pareciese. Si era un mapa de una perdida civilización, partiría en su búsqueda. Si era una carta extraviada, daría con su destinatario. Todo por la ambición de otra vida distinta. De tener aventuras y experiencias inolvidables. Estaba preparado para lo que encontrase al abrir el papel. Fuera lo que fuese. O eso al menos creía yo.
Desdoblo el papel amarillento. Tiene el tamaño de un folio. Y no tiene nada. Le doy la vuelta. Tampoco… Es simplemente un puto papel amarillento.
No queda otra que la resignación. De vuelta a la rutina.


Et voilà. Espero que os haya gustado. Es muy simplón, pero bueno... =P
Saludos a todo el mundo, espero ver pronto a alguien, sobre todo a los sevillanos, que es más fácil =)


JDanieru

jueves, 20 de septiembre de 2012

Óscar al mejor corto de animación 2011

Bueno, ahora que dispongo de un poco de tiempo libre, me puedo permitir escribir esto. Siempre he sido una persona a la que le chiflan los cortos, y si son de animación, más todavía (raro es el corto de Pixar que no conozca) y resulta que, tras ver el ganador del Óscar de este año lo primero que pensé fue: "Esto se lo tengo que enseñar a toda persona amante de la lectura y escritura". Y qué mejor lugar que este blog, ¿no?
No me explayo, pues lo que quiero enseñaros no es más que quince minutillos de vídeo, aunque muy bien aprovechados. Solo os digo que se me han puesto los pelos de punta con este fantástico trabajo, de verdad que se merece el Óscar.
Se llama The Fantastic Flying Books of Mr. Morris Lessmore, que para los que no tengan mucha idea de inglés, viene siendo algo así como Los Fantásticos Libros Voladores del Señor Morris Lessmore (Menosmás). Aquí os lo dejo, espero que lo disfrutéis tanto como yo:


Se os echa de menos =P

JDanieru

lunes, 17 de septiembre de 2012

A una hora de empezar el curso...

Bien, como dice el título, me queda una hora para empezar el curso escolar (Segundo Bach), y he decidido aprovechar lo poquito que me queda de verano para escribir en el blog (para que veáis cuánto os quiero).

La noticia que os traigo no es demasiado literaria, pero confío en que a todos aquellos de vosotros que estéis estudiando Humanidades os parezca curioso. Antes de ayer encontré (por fin) un diccionario de Egipcio Antiguo decente con algunas "aplicaciones" interesantes. La página web es la siguiente: http://hieroglyphs.net/0301/cgi/pager.pl?p=16

En esta página puedes escribir una palabra en inglés y teóricamente te la traduce a jeroglíficos y también al valor fonético que tenía en egipcio antiguo. Ahora mismo no sé cuánto vocabulario han introducido en este diccionario, pero sin duda es el más completo que he encontrado nunca. Como os he dicho, la página también tiene cosas para pasar el rato como una sección para componer frases sencillas en jeroglíficos o -tatatachán- ¡Escribir tu nombre en jeroglíficos según su valor fonético tal y como se pronunciaba en Egipcio Antiguo! Y además puedes añadirte títulos reales del faraón.

Mi nombre (con cantidad de títulos) es este:


Que traducido viene a ser "Hijo de Ra, El Buen Dios, Señor de las Dos Tierras, Álvaro, Que nos dio Vida, Estabilidad, Riqueza, Prosperidad y Salud, Amado de Hathor, Como Ra, Por siempre."

Puedo dar fe que gran parte de la traducción es correcta y, sinceramente, nunca había visto a ninguna página web hacer esto TAN bien.

Espero que os haya parecido interesante esta noticia y que comencéis a buscar palabras en Egipcio Antiguo como yo hacía siempre cuando era un retaquillo de seis años.

¡Un saludo!

martes, 11 de septiembre de 2012

Para inspirarse

Si sois como yo y os sentáis infinitas veces para escribir y nos sale nada, estáis de suerte: ¡Tengo la solución a vuestros problemas! XD Es broma, pero espero ayudar aunque sea un poquito. Descubrí una página llamada 750 words gracias a José Alberto, que la mencionó en Mollina. El caso es que me dio por ver qué tal era y me he enganchado. Es una página en la que escribes cada día 750 palabras (más o menos) y te van dando puntos y cosas así. En principio parece muy tonta, pero es un espacio privado donde nadie te lee y puedes vaciar muchas cosas y desahogarte. Está bien para desbloquearse, como ejercicio antes de escribir. Además, luego te hacen estadísticas de la velocidad a la que escribes, si te entretienes, las palabras que más usas... Y, en fin, para qué negarlo, lo de ir ganando puntos motiva mucho (luego te dan avatares de animalitos, yo todavía no he conseguido ninguno). No hace falta crearse una cuenta si tienes ya en Google o Facebook.

https://750words.com/session/new (aquí es para entrar a la página)
http://750words.com/ (y aquí te explican de qué va todo)

No sé a vosotros, pero a mí me encanta escribir con música. A veces necesitas el silencio, es verdad, pero de vez en cuando aparece una canción que no puedes dejar de escuchar y que te inspira. Últimamente, me ha dado por este disco, que es de uno de mis grupos favoritos. Está muy bien para escribir porque lo puedes tener de fondo, es muy tranquilo y algo minimalista.




Por cierto, me siento orgullosa de admitir que, a pesar de todo este rollo sobre la inspiración, actualmente llevo un casi año para escribir un cuento que tiene (¡ta-dá!) menos de quince páginas XDDD

lunes, 10 de septiembre de 2012

Un espacio personal

Queridos molletes míos:

Llevo toda mi vida queriendo escribir un blog, pero siempre que creo uno, la pereza impera en mí y acabo abandonándolo.

Como el verano es muy largo y una tiene tiempo de pensar en todo y más, me he decidido a crear una cosa rara similar a un blog pero que no conlleva tanto trabajo como éste último: Es una web francesa llamada Exsay, cuyo diseño me ha gustado bastante.

Muchos de vosotros ya conocéis mi amor por lo breve, así que en este pequeño espacio que hoy os presento me he limitado a escribir haikus que he "ilustrado" con imágenes que encuentro por Internet (porque si tengo que dibujar yo, os ponéis a llorar...).

Mis haikus son dignos de bebé chimpancé, así que no me juzguéis muy duramente jaja

Lo importante es, y todos estaréis de acuerdo conmigo, lo que disfrutes escribiéndolos.

Aquí os lo dejo, por si queréis pasearos por allí.

Os echo de menos <3

http://versosminusculos.exsay.fr/#/premier-article/


sábado, 8 de septiembre de 2012

Un libro para pensar~

Hey! Bueno, llevaba ya tiempo queriendo escribir algo sobre un libro que aún no me he acabado pero que me está encantando de veras. Quería esperar hasta que lo terminase, pero el mensaje que ha mandado el bueno de Álvaro de que esto está muriendo pues me obliga a ponerme a currar ya xD y bueno, no sé si lo conoceréis pero se llama: El Mundo de Sofía, de Joostein Garder. Es un libro que, en mi opinión, todos los enamorados de la filosofía deberían leer. Sofía, filosofía, hahahaha no tiene gracia .w. xDDD Bueno y eso, a mi personalmente me ha maravillado por el hecho de que estoy aprendiendo mucho sobre este tema que me fascina. Hombre, supongo que para algunos de vosotros que ya llevéis vuestros añitos estudiando esta materia, pues no será gran cosa, pero para mí al menos está siendo como una puerta a muchos conocimientos que desconocía. Al principio en sí, la novela, exceptuando su valor educativo, no me pareció gran cosa. Más adelante... empiezan a pasar cosas que, bueno, me limité a ignorar ya que no tenían ni pies ni cabeza xD Pero después, sobre la página cuatricientos ciencueta y sesenta y pico xD pues es como una revelación muy sexy y te das cuenta de lo jodidamente perfecto que es todo (?) Ahora mismo no entenderéis ni papa (como la mitad de lo que digo xDDD) pero no puedo decir nada êwe Pues eso, que os lo leáis y me comentéis, y los que os lo hayáis leído, pues espero que también os haya gustado :DDD
Un besis a todos *^* os añoro >////<

viernes, 7 de septiembre de 2012

Un cuento de miedo, versión 2.0

Bueno, como al final me quedé con las ganas de ir a Torrox, me veo obligado a contaros por aquí lo que quería contaros en persona. Es que me había preparado un pequeño, pequeñito, cuento de terror para cuando estuvieramos allí todos trasnochando tirados en el césped, pero como no pudo ser, pues me quedé sin contar el cuento y eso me estaba carcomiendo por dentro. En fin, que resumiendo, os dejo aquí este corto relatito de terror que he titulado de la siguiente manera:

                                                            
                                              La barrera de Hackett



Nora y Lauren eran buenas amigas, pero ambas tenían un defecto: eran incapaces de rechazar un reto. Las apuestas en el instituto eran cosa corriente entre ellas, y normalmente se comprometían a todo con tal de no quedar como unas cobardes. Jamás habían perdido una apuesta por no haber podido cumplir exitosamente con un desafío propuesto. Lo más extremo que había hecho cada una había sido comerse una araña –gracias a la insistencia de Taylor Evans, el payaso de la clase— y tras lo cual ambas ganaron cerca de quince dólares, una cantidad nada desdeñable.
Así pues, ambas tenían fama de temerarias y en su pequeño pueblo todo el mundo las admiraba por ello (lo cual puede parecer un poco estúpido, pero es que el suyo es un pueblo aburrido, sin mucho con lo que entretenerse).



Cierto día, Nora invitó a Lauren a pasar un fin de semana con ella en casa de sus tíos en una ciudad cercana. Lauren aceptó, a pesar de que tenía un examen de álgebra el lunes siguiente. Nora le restó importancia comprometiéndose a ayudar a su amiga a estudiar –sí, hay que reconocerlo, Nora era un cerebrito—. La noche del sábado, los tíos de Nora salieron a cenar y al cine a eso de las diez, y las chicas decidieron quedarse hasta tarde repasando algunos libros de matemáticas, aunque estudiaron más bien poco y se distrajeron mucho. Lauren propuso contar historias de miedo, a lo que Nora dijo que sí y se ofreció a contar la primera historia. Su relato estaba basado en hechos reales. Según le había contado su tía, en tiempos de su abuelo, un famoso asesino en serie llamado Hackett –hijo del antiguo carnicero del barrio— fue tiroteado por la policía en un descampado cercano. La leyenda contaba que el asesino, antes de morir, había jurado venganza eterna contra cualquiera que se acercara lo bastante al lugar de su muerte. Desde entonces, el descampado había estado cerrado y las madres prevenían a sus hijos de que jugar allí abajo era peligroso.
Nora se levantó al final de la historia y se dirigió a la ventana. Tras descorrer la cortina, señaló a Lauren una fila de árboles y arbustos concienzudamente plantados allí, como para que actuasen de frontera, a unos cien metros de la urbanización en la que vivían. Los vecinos la llamaban la “barrera de Hackett”; allí detrás, según dijo Nora, había una hondonada que conducía directamente al descampado maldito. Aquella historia despertó en Lauren su instinto temerario, y preguntó a Nora que cuánto le daría si bajaba allí abajo y pasaba una hora en el descampado. Al principio su amiga no pareció gustarle ese reto, pero finalmente cedió y prometió pagarle veinte dólares cada mes hasta final de curso. Un apuesta arriesgada.
Lauren aceptó sin dudar su propio desafío y, tras estrecharle la mano a su amiga para sellar el pacto, tomó su abrigo –la noche era fría— y salió de la casa en dirección a la línea de árboles que conducía hasta la hondonada. Nora corrió hasta la ventana de su habitación para ver cómo su amiga caminaba por las calles desiertas, totalmente decidida. La luna llena brillaba con fuerza y su resplandor plateado permitió a Nora divisar en todo momento la figura de Lauren, hasta que esta se internó entre los árboles y arbustos y se perdió tras ellos. Durante unos segundos, Nora vio como la vegetación se movía debido a que Lauren se debatía entre todas las ramas para poder traspasar la gruesa barrera y llegar a su destino. Luego, todo quedó en silencio, muy tranquilo.



Nora se apartó de la ventana y tomó un libro, para leer tumbada sobre la cama, consciente de que Lauren tardaría un rato en volver; aunque no llegara a cumplir el tiempo previsto, su amiga trataría de hacerlo lo mejor posible. Transcurrió el tiempo muy poco a poco, segundo a segundo. Apenas sí podía Nora concentrarse en la lectura escuchando el incesante tic tac que hacían las manecillas del reloj a medida que el tiempo pasaba. A los veinte minutos exactos, corrió para asomarse por la ventana, teniendo un presentimiento extraño. Las nubes cubrieron la luna justo en ese momento, por lo que todo quedó a oscuras. Aun así, Nora creyó distinguir un leve movimiento entre los arbustos. ¿Sería Lauren, que renunciaba a continuar con el reto? En tal caso, sería la primera vez que su amiga perdía una apuesta. Nora esperó un buen rato para ver si la figura de Lauren emergía de los arbustos, cosa que no pasó. Probablemente hubiera sido el viento, o un animal salvaje.



La chica volvió a tumbarse en la cama, y no pasó mucho rato antes de que se quedara irremediable y profundamente dormida. En sueños, Nora creyó haber abierto los ojos varias veces y haber visto moverse las manecillas del reloj: media hora, cuarenta y cinco minutos, ¡una hora justo!, hora y media, dos horas… Pensó todo el tiempo en levantarse, pero el sopor pudo con ella en todo momento, impidiéndole moverse siquiera un ápice de la cama. En sueños, Nora creyó haber oído unos pasos, pisadas gruesas, fuertes. ¿Serían sus tíos que volvían del cine? ¿Sería Lauren que regresaba victoriosa del desafío? Los pasos resonaron con fuerza en su cabeza, acompañados de un sonido desagradable, como de algo que era arrastrado por el suelo. ¿Estaría Lauren intentando gastarle una broma para rematar su triunfo?
Cuando Nora logró despertarse, miró el reloj y pensó que sus tíos debían estar al volver –a pesar de tener fama de divertirse hasta tarde—, y que ya hacía una hora y pico que Lauren debería haber vuelto. Nora se asomó por tercera vez a la ventana, y logró distinguir algo que caminaba hacia la barrera de Hackett, como una figura masculina, de un hombre corpulento, vestido de negro. El desconocido le dirigió una mirada, aunque Nora apenas se dio cuenta de ello antes de que el hombre se internara definitivamente entre la vegetación. Aquello le hizo estremecerse, y Nora comenzó a preocuparse por Lauren. ¿Dónde demonios estaba? La chica cruzó decidida la habitación hasta la puerta. Giró el pomo y salió al pasillo. Y entonces dio un grito que despertó a todos sus vecinos, justo antes de desmayarse.



Allí, frente a ella, apilado en un burdo montón sangriento de carne mutilada, la cabeza cercenada de Lauren la miraba con los ojos muy abiertos, de indescriptible terror.